“El Cloud Housing pide turno” en El Mundo

(Lea el artículo original aquí)

El ‘cloud housing’ pide turno

UN CONCEPTO A LA BÚSQUEDA DE ALGO MÁS QUE PREMIOS. Partiendo del modelo cooperativo, otras iniciativas plantean ir aún más allá. Es el caso del cloud housing, un concepto ideado por la interiorista barcelonesa Mariona Soler a través de vida+fácil para dar una solución sostenible a edificios abandonados o vacíos. Se trata de un modelo de pago por uso que comparte muchos puntos en común con el cohousing pero planteado de una manera más global, sin centrarse en un grupo de población concreta y tratando de crear un nuevo ecosistema habitacional. La idea, que aún no se ha implantado pero ha ganado diversos premios y reconocimientos, consiste en un edificio gestionado por una empresa que se hace cargo del mantenimiento de la infraestructura y garantiza sus recursos. A partir de ahí, los que entran a vivir pagan una cuota variable en función de sus necesidades de espacio. La base fija sería como el recibo de la comunidad de vecinos y la variable se adapta a cada caso, en función del tamaño de su piso y de servicios extras. «A medida que cambian las necesidades y la persona que vive sola pasa a tener pareja o tienen hijos, se cambian a un piso más grande y pagan más, pero los servicios comunes siguen siendo los mismos», explica Soler. Entre esos servicios puede haber salas de reuniones, talleres de reciclaje, espacios de almacenaje y muchas otras opciones, en función del espacio. «Es un modelo social, no sólo de vivienda», apunta Mariona Soler, que lamenta la falta de atrevimiento de la administración local en Barcelona para tirar adelante proyectos como el suyo. Esta semana Mariona se encuentra en Suiza explicando el cloud housing en un congreso internacional. «Es un cambio de paradigma, necesita tiempo pero vamos avanzando», concluye esperanzada.