“El Cloud Housing impone el pago por uso” en Pisos.com

(Para leer el artículo en www.pisos.com clique aquí)

El cloudhousing establece el pago por uso de los espacios privados y comunes como forma de disfrutar de una vivienda sin necesidad de hipotecas ni alquileres.

La propiedad o el alquiler no son las únicas formas de vivir en una casa. En los últimos años, están surgiendo nuevas fórmulas que trasladan las ideas del consumo colaborativo y sostenible a la vivienda como alternativa a los sistemas tradicionales. El cloudhousing establece el pago por uso de los espacios privados y comunes como forma de disfrutar de una vivienda sin necesidad de hipotecas ni alquileres. Algo similar a cómo funcionan los servicios decloudcomputing alojados en la nube, que solo se utilizan cuando se necesitan.

En el cloudhousing los edificios de viviendas se conciben como una unidad empresarial que funciona por pago por uso, diferenciando entre los espacios comunes y privados. “El usuario paga una cuota por el espacio habitacional que ocupa y el servicio de los espacios comunes que disfruta. Una parte de esta cuota va a la empresa que gestiona el proyecto y otra a la plataforma para mantenerla en funcionamiento”, explica Mariona Soler, creadora del proyecto a través de la consultora Vida+fácil.

.

Ventajas del cloudhousing

La ventaja de esta novedosa fórmula es que el usuario puede cambiar los espacios privados conforme cambien sus circunstancias vitales, pasando a viviendas más grandes o pequeñas según sus necesidades. Los espacios comunes pueden ir desde servicios de lavandería para evitar tener cada piso su propia lavadora, a lugares de reunión, guarderías infantiles, espacios de coworking o, incluso, huertos comunitarios. “Se trata de ofrecer a los ciudadanos una forma de vida más sostenible”, indica Soler.

El fin último de este modelo es crear una red de edificios de cloudhousing en distintos países para facilitar la movilidad de las personas. De este modo, el socio podría usar diferentes espacios en edificios de cualquier barrio o país. Los espacios comunes tienen una gran importancia. “La idea principal delcloudhousing es combinar espacios privados con nuevos servicios y zonas comunes flexibles y adaptados a las personas”, explican los arquitectos del estudio Improvistos. La creación de edificios conelementos estructurales de partición, de cerramiento y mobiliario que permiten transformaciones, aumentan la flexibilidad y diversidad de espacios, mejoran la eficiencia energética e introducen cambios replicables y de bajo coste.

.

Vivienda y consumo colaborativo

María Tula García, Gonzalo Navarrete y Carlos Molina comentan desde este estudio de arquitectura uno de sus proyectos. Se trata de una rehabilitación en el barrio de Orba en Alfafar (Valencia) que fue premiado en el Concurso de Revitalización de Vivienda Urbana organizado por la ONU. ‘Recoopera’ es un conjunto de bloques donde se aprovechan las viviendas vacías para crear espacios de uso comunitario y redistribuir el espacio de los inmuebles de acuerdo a las necesidades de sus ocupantes con el fin de ahorrar gastos.

El cloudhousing está íntimamente relacionado con el consumo colaborativo. Tiene similitudes con el cohousing, las ecoaldeas o las cooperativas de cesión de uso, modelos ya presentes en Alemania o Dinamarca que comienzan a desarrollarse ahora en España. Sin embargo, el cloudhousing es un modelo que no tiene referencias en otros países. “Se encuentra todavía en la fase de proyecto por la dificultad de encontrar financiación. Exige una inversión importante y hay reticencias a invertir en un modelo nuevo. La sociedad demanda nuevos métodos, pero a las administraciones y empresas les falta impulso para apostar por estas ideas socialmente responsables”, afirma Soler.

.

Edificios que funcionan como empresas

Los edificios funcionan como empresas independientes en las que un gestor vigila su mantenimiento y el aprovechamiento de los recursos para fomentar un uso sostenible. “El cloudhousing no se limita solo al edificio. Se extiende también a un conjunto de edificios que se unen para ofrecer los recursos disponibles. Es un modelo horizontal”, puntualiza Soler. Para el usuario, la principal ventaja es la flexibilidad que tiene de conseguir la casa que se ajusta a sus necesidades y, a la vez, usar los servicios comunes. Todos los suministros se centralizan en un único contrato para lograr que sean más económicos.

Este modelo se apoya en la arquitectura sostenible y prefiere la rehabilitación a la obra nueva, lo que facilita la salida al mercado de las viviendas en stock, tanto de vivienda pública como privada. “Podría ser una de las claves para abordar la rehabilitación de barrios residenciales españoles”, según el estudio Improvistos. Para desarrollar el modelo se ha creado la web cloudhousing.org, abierta a la participación de empresas y profesionales relacionados con la arquitectura, urbanismo, consultoras medioambientales o energéticas. De momento, ha concluido la fase de presentación del proyecto en diferentes foros y concursos con buen resultado. Ahora se ha iniciado la fase de internacionalización en Bruselas, Suiza, Londres y Colombia para intentar conseguir financiación. Estaremos muy pendientes.

, , ,